HISTORIA | SIDRA MENÉNDEZ

HISTORIA

Antiguo lagar de Quintana

Sidra Menéndez nace en los años 40 a cargo de Don Gerardo Menéndez Fano, abuelo de los actuales propietarios. Por aquel entonces, la empresa se conocía con el nombre de Gerardo Quintana, al estar ubicado el lagar en dicha aldea, a unos 500 metros de Fano, donde se encuentra su actual enclave.

Posteriormente, su hijo, Don Sabino Menéndez Trabanco, hereda el negocio convirtiéndolo poco a poco en un lagar de referencia. Elabora una sidra natural artesanal a partir de manzana asturiana de su propia cosecha y de pomaradas cercanas (Valdornón, Fano, Caldones, Peón…) y la distribuye a sidrerías de Gijón, Siero, Avilés y Sama.
Pronto las instalaciones de Quintana se quedan pequeñas y el carácter emprendedor de Sabino unido al hecho de que su hijo Don Gerardo Menéndez García desea continuar los pasos de su padre hace que éste compre una parcela en Fano, al lado de la Iglesia parroquial de San Juan, donde construye la nueva bodega dotándola por aquel entonces de la última tecnología.

Mayando en Quintana

Corre el año 1988 y con la moderna bodega surge la nueva marca de sidra natural tradicional Menéndez, seña de identidad del lagar hasta nuestros días.

La experiencia y tradición de Sabino unidas a los aires jóvenes de Gerardo hacen que poco a poco Sidra Menéndez se vaya consolidando en toda Asturias y en comunidades cercanas como Castilla y León, Galicia, Cantabria y País Vasco. A finales de los años 90 llegan los premios y el reconocimiento del publico a Sidra Menéndez lo que hace que a principios del siglo XXI surja la idea de ampliar la bodega de Fano para dotarla de la tecnología más vanguardista del sector, unido a una materia prima de calidad y a un meticuloso proceso de elaboración, lo que hace de esta sidra un referente en cuanto a calidad, aroma y sabor.

Lagar de Quintana de Baldornon

En el año 2009 se inauguran las nuevas instalaciones de Sidra Menéndez que permiten a esta empresa consolidar su proyecto de lagar tradicional vinculado a un medio rural asturiano con aires de modernidad. Es el inicio de una nueva andadura para que Sidra Menéndez se convierta en una de las mejores sidras naturales del mundo.

 
Logo subvención